viernes, 3 de enero de 2014

New Year



Escribo estas líneas desde Italia, donde he pasado las vacaciones de Navidad y el corazón me ha dado un vuelco. Ignoro si se trata de la buena comida, de la compañía que he disfrutado, del sonido de un idioma nuevo en mis oídos o de lo bien que se lo han pasado mis ojos con sus 4.75 de miopía durante estos días, pero lo cierto es que me he recuperado de los sobresaltos que me quitaron el sueño en la segunda mitad de 2013 y es algo por lo que estoy infinitamente agradecida. Duermo tranquila y sin pesadillas, respiro profundo, como sin contar calorías y he soltado tantas preocupaciones y complejos que hasta me he dado el lujo de decirle riendo a un hombre guapo que estoy feliz porque aumenté de peso. Y me he quedado -literal y metafóricamente hablando- tan ancha.  

Mi deseo para este año es vivir así cada día. Plena. Libre. Dedicada a las palabras con buena locura. Y sí, también besar (mucho, como dice la canción) a alguien que me encuentre maravillosa (porque ya vale de tanto sapo). 


Feliz 2014 a todos. 

2 comentarios:

eSadElBlOg dijo...

Feliz Año G

G dijo...

Feliz año Ingrace!