domingo, 29 de septiembre de 2013

Pero se vive



Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas,
yo sabía que al fin iba a quedarme 
desnudo en la ribera de la risa. 

Aquí, 
hoy, 
digo:
siempre recordaré tu desnudez entre mis manos,
tu olor a disfrutada madera de sándalo
clavada junto al sol de la mañana;
tu risa de muchacha, 
o de arroyo,
o de pájaro;
tus manos largas y amantes
como un lirio traidor a tus antiguos colores;
tu voz, 
tus ojos, 
lo de abarcable en ti que entre mis pasos
pensaba sostener con las palabras. 
Pero ya no habrá tiempo de llorar. 
ha terminado 
la hora de la ceniza para mi corazón: 

Hace frío sin ti, 
pero se vive. 



"Y, sin embargo, amor, a través de las lágrimas". Roque Dalton. 



(Hoy, trasteando en blogs ajenos encontré este par de perlas. Tanto el poema como la imagen los descubrí en Discreto Encanto, un lugar por el que vale la pena dejarse caer de vez en cuando para leer "pequeñas luces" del mundo, como bien apunta su autora)  

2 comentarios:

Sonia dijo...

Me han parecido preciosos los dos, el poema y la imagen.

G dijo...

Sonia que alegría más grande ¡has vuelto! :-)