domingo, 16 de diciembre de 2012

Cuentos de Pajarito



Y yo estoy más de acuerdo con el pajarito que con los científicos. Qué le vamos a hacer. 

Octubre, noviembre y lo que va de diciembre han sido meses en donde si algo se ha puesto a prueba es mi capacidad para transformar el ejercicio de observación diaria al que llamamos vivir, en esas historias que terminan por definir lo que  somos de verdad. No se trata de relatos, de allí que no haya subido nada de este material al blog, pero sí de mucha inspiración para la novela, que poco a poco va ganando forma. Justo ahora navego por su ecuador (el sexto de doce capítulos previstos...pero estas cosas cambian mucho sobre la marcha) y aunque el proceso es lento y aún queda ruta por delante, creo que el proyecto va encaminado y con el viento a favor. El objetivo es llevarla a buen puerto en 2013, ojalá que bajo la luz de algún editor que me permita convertir lo que ahora es una colección de varios archivos de Word en una realidad de no-sé-cuántas páginas que pueda comprarse en las librerías. 


Mientras tanto, sigo tomando apuntes, hilando historias y enviando mensajes embotellados. Porque he descubierto que la marea siempre los lleva a su sitio. Y eso, también me lo contó un pajarito. 

1 comentario:

eSadElBlOg dijo...

ahhh Gabi, que ganas de pararme delante tuyo, con tu libro en una mano y un boli en la otra!!! Ya puedes ir pensando mi dedicatoria :)