lunes, 7 de mayo de 2012

Read me



Por un prólogo contado a cuentagotas y la perspectiva de los capítulos aún por descubrir. Por la elección cuidadosa de las palabras y el uso meditado de las pausas, con sus puntos, sus comas y sus suspensivos... Por la metáfora y el oxímoron, la utopía de la objetividad, el dibujo cariñoso de los personajes y las frases hiladas con esmero. Por la búsqueda constante de historias y la pasión irrenunciable por contarlas. Por tus ganas de vivir dentro de un cuento: Léeme. 

No hay comentarios: