lunes, 8 de agosto de 2011

¿Lunes Felices?



A propósito de ser lunes me puse a buscar una imagen para ilustrar el blog (sí...este gran abandonado que necesita respiración boca a boca urgentemente) y entre tropecientos JPGs de "I hate Mondays" me tropecé con esto. La primera reacción que tuve fue reírme: ¿happy Mondays? sí claro....¿quién se inventó semejante mentira? Los lunes son de resaca, de cansancio, de pereza ante el reto de los cinco días de papeleo, trámites, reuniones, obligaciones y compromisos que se tienen por delante. La sola perspectiva de un lunes por la mañana amarga la noche de los domingos. Vamos, que es un día nefasto. 


Pero es eso: un día. 


No sé sí esto le pasa a todo el mundo (sospecho que sí) pero a eso de las 15.00 ya el lunes no parece tan fatal. Es como si con cada cosa que vamos haciendo a lo largo del día pinchásemos al monstruo y de pronto ya no parece tan amenazador ni letal. Se pasa la resaca, se encaminan las gestiones, se organizan las obligaciones y con algo de suerte las reuniones salen bien o se cancelan (vale, sí...algunas veces las reuniones también se sufren y terminan por mutar, convirtiéndose en una especie de hydra que nos muerde la voluntad con sus siete cabezas. Pero esas son las menos -por suerte-) El chiste es que el lunes no es más que un mal cotidiano, reiterativo, que nos espanta con una periodicidad exacta a la que ya tendríamos que aprender a torear con cierta elegancia...sobre todo porque al fin y al cabo, un lunes es sinónimo de una nueva semana, de oportunidad,  como tener una hoja en blanco lista para empezar a escribir sobre ella, ya sea una historia diferente o la continuación de alguna que empezó varios lunes atrás. También es buen momento para editar, suprimir y directamente darle al botón de "unfollow" o "block this person" en forma real o metafórica. Los lunes todo está por hacer; y aunque precisamente por eso tienen mala fama quizás esta es la razón por la que deberían ser el día más feliz de la semana. Nada huele tanto a nuevo como un día por estrenar. 


Así que trataré de ser un poco más optimista a partir de ahora e intentaré hacer una lectura medianamente alentadora de los lunes. Y si no funciona no pasa nada. El lunes de la siguiente semana puedo volver a empezar. 


Feliz semana. 

No hay comentarios: