domingo, 30 de agosto de 2009

Pobre Gente


Iban sentados juntos en uno de los vagones de la línea verde del Metro. Ella hacía sudokus con una mano y con la otra sostenía firmemente la correa del bolso. Él estaba concentrado en la lectura del “As” y de vez en cuando echaba un rápido vistazo a la pequeña hilera de luces rojas que se iban encendiendo para indicar la próxima parada.

 “Propera estació, Espanya” dijo la voz. Y menos de un minuto después las puertas se abrieron para dejar entrar a un río de gente variopinta que tardó dos segundos en inundar el vagón. Ella apretó el bolso con más fuerza y él sacudió el periódico, molesto ante aquella invasión inesperada de cuerpos ruidosos que interrumpía su lectura.

 En las sillas de enfrente se sentó otra pareja. Al principio ninguno de los dos les prestó atención, pero luego ella levantó la vista de los números de su puzzle y no pudo evitar ver la coreografía de gestos y señales que aquel par  protagonizaba con sus manos.

 Los espió con disimulo, observando cada maniobra de aquellos dedos que se combinaban para formar palabras y frases misteriosas que sólo ellos podían entender. Los veía reír y decirse cosas con los ojos, mientras las manos bailaban de arriba abajo, conectadas en una conversación sin sonido que los tuvo enfrascados hasta la estación de Fontana, donde se fundieron en un abrazo de diez dedos entrelazados para abandonar el vagón sin separarse. Cuando el obligado travelling lateral del tren le estropeó la película, pudo verlos darse un beso que iluminó el andén durante dos segundos, justo antes del corte a negro del túnel.

-Cariño, ¿has visto a esa pareja? -le dijo a su marido.

-No. Estoy leyendo el periódico -contestó él, fastidiado.

-Es que me han dado una penita…

-¿Por qué?

-Eran sordomudos…Pobrecillos. ¿Te lo imaginas?...Viviendo juntos y sin intercambiar ni una palabra. Una pena ¿verdad?

-Pues si, una pena -dijo él volviendo a su lectura, dando el tema por cerrado.

“De verdad no sé cómo pueden vivir sin hablarse” -pensó ella mientras terminaba de rellenar su sudoku- “Pobre gente…”.

2 comentarios:

Lu dijo...

Está muy bueno. Sencillo, limpio, redondito. Y el mensaje es fantástico. Congrats!

G dijo...

Gracias Lu :D